Blog de Psicologa Emma Navarro de Palencia | Psicóloga en Valencia

El estrés y el sistema inmunológico

Podemos definir el sistema inmunológico como una parte del organismo dedicada a identificar y eliminar sustancias extrañas y nocivas que entran en este. Estas sustancias nocivas se denominan antígenos, y pueden ser virus, bacterias, hongos, parásitos… El sistema inmunológico consta de un conjunto de células especializadas en hacer frente a estos antígenos. Estas células son creadas en la médula ósea y se distribuyen en diferentes órganos como pueden ser el bazo, el timo, las amígdalas o los ganglios linfáticos. Inmunocompetencia El término “inmunocompetencia” hace referencia al grado en el que el sistema inmunológico de una persona determinada es eficaz en evitar el desarrollo de enfermedades. Dicho de otra manera, en esa persona concreta su sistema inmunológico funciona correctamente, es competente y la protege de determinadas enfermedades. Por el contrario, un sistema inmunitario que no funcione correctamente, que no sea competente, puede generar enfermedades autoinmunes como diversos tipos de cáncer, alergias o enfermedades infecciosas, por poner algunos ejemplos. El grado de inmunocompetencia que posee una persona concreta depende de muchos y variados fatores, pero uno de ellos, muy importante y relativamente poco conocido en relación con el sistema inmune es el estrés. Factores psicológicos e inmunocompetencia Existen multitud de estudios...
leer más

Origen y tratamiento del límite de la personalidad

En la entrada anterior describimos en qué consiste el trastorno límite de la personalidad y cuáles son sus características más destacadas. En esta segunda parte vamos a centrarnos en explicar el origen del trastorno y los tratamientos psicológicos con evidencia científica que se utilizan para intervenir en pacientes con este trastorno.   ¿Cómo surge el trastorno límite de la personalidad? En su origen se vertebran dos variables que dan como resultado la desregularización de las emociones característica en las personas con este trastorno. Estos dos factores son: Vulnerabilidad biológica: es una causa orgánica, intrínseca a la propia biología y organismo de la persona. Es decir, uno ya nace con cierta predisposición genética para desarrollar en un futuro (si se dan conjuntamente otros factores de tipo ambiental) un trastorno límite de la personalidad. Entorno invalidante: nos referimos al tipo de familia en la que crece y se desarrolla la persona con este trastorno. Suelen ser familias en las que no se responde a las emociones, sentimientos y necesidades del niño/a y, cuando lo hacen, responden de una forma inadecuada. El niño/a crece en una familia en la que se ha abusado mucho del castigo ante conductas incorrectas y donde se...
leer más

Características del trastorno límite de la personalidad

¿Qué es el trastorno límite de la personalidad? Consiste en un patrón estable de desregulación e inestabilidad en las emociones. Con “patrón estable” queremos decir que no se circunscribe a alguna situación específica, como puede ocurrir en algunos trastornos de ansiedad, sino que se extiende a la mayoría de escenarios y contextos de la vida de la persona y a lo largo del tiempo. Esa inestabilidad se da sobre todo a nivel emocional (enfado, tristeza…) y tiene las siguientes características: Las emociones se viven de forma extremadamente intensa, con reactividad del estado de ánimo. La persona pasa de estar bien a, ante cualquier cosa que pase,  darle mucha importancia. Entonces sube mucho la emoción, ya sea ira, tristeza… Las emociones se disparan muy rápido ante cualquier acontecimiento y, una vez en marcha, les cuesta mucho calmarse y mantienen alta esa emoción durante mucho tiempo. Ira inapropiada e intensa (para esa situación determinada) y dificultades para controlar ese enfado. Ejemplos de ello son muestras frecuentes de mal genio, enfado constante… Incapacidad para regularse emocionalmente. Las personas afectadas tienen dificultades para calmarse a ellas mismas, inhibir las conductas que no son apropiadas o concentrarse en otra cosa cuando están viviendo una...
leer más

SOLUCIÓN DE PROBLEMAS – Parte II

En la anterior entrada del blog hicimos una introducción a la resolución de problemas en psicología y, en esta segunda parte, vamos a centrarnos a modo de resumen en los pasos a seguir: El primer paso para resolver problemas de forma correcta es aceptar el hecho de que vivir es sinónimo de tener problemas. Los problemas son habituales en la vida de las personas, todo el mundo los tiene y eso no significa que sea catastrófico pasar por este tipo de situaciones. Si pensamos de esta forma respecto a los problemas seremos más eficaces a la hora de hacerles frente y tomar la decisión más adecuada. Es fundamental en este proceso definir el problema de forma correcta. Debemos clarificar, además, la naturaleza del problema (económico, familiar, de pareja, laboral, situación vital…). Y, por último, es de vital importancia establecer un objetivo realista y considerar los beneficios y los costes de resolverlo o no. Una vez que tengamos claro qué tipo de problema tenemos entre manos y contemos con toda la información relevante debemos generar la mayor cantidad de alternativas posibles. Es importante que estas alternativas estén detalladas, sean variadas (que tengan diferentes perspectivas y puntos de vista) y que...
leer más

SOLUCIÓN DE PROBLEMAS – Parte I – El buen y el mal solucionador

Existen ocasiones en la vida en las que uno se siente atrapado, hecho un mar de dudas, donde el camino aparece con una bruma que dificulta transitar por él. Situaciones en las que, en definitiva, no se sabe que hacer ante una determinada circunstancia. A ese tipo de situaciones inciertas podríamos llamarlas problemas. Definiríamos problema como toda aquella situación que provoca malestar y que exige una respuesta. De lo apropiada o no que sea esta respuesta al problema dependerá que lo podamos solucionar o no. Dado el malestar que nos causan los problemas es importante que sepamos solucionarlos. Por eso es crucial en algunos casos entrenar a las personas en saber cómo solucionar estos problemas. ¿Dónde nos situamos? Todas las personas tenemos características que nos diferencian, también en lo que a solución e problemas se refiere, y es que existen personas que de manera natural tienen habilidades para tomar decisiones y resolver problemas de forma satisfactoria. Otras, por el contrario, son menos hábiles y, ante una situación compleja a solucionar, les cuesta más tiempo resolverla y se sienten peor durante el proceso. Estos son algunas de las características de ambos patrones:   Buen solucionador: Ve los problemas como parte...
leer más


El sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestra web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar