Baja autoestima

¿Qué es la autoestima?

El concepto de autoestima hace referencia a la imagen que tenemos de nosotros mismos y cómo nos valoramos. Es decir, si nos vemos de forma positiva, sintiéndonos fuertes, capaces, listos… o si por el contrario tenemos una imagen negativa de nosotros mismos; no nos gustamos, nos sentimos incapaces, estúpidos…

La autoestima se va desarrollando a lo largo de la vida. Ya durante la infancia vamos generando un concepto de lo que somos y de lo que valemos a partir de nuestras interacciones con los demás y nuestras experiencias de aceptación o rechazo. Más adelante, ya en la edad adulta, este concepto se irá consolidando.

¿Por qué es importante tener una buena autoestima?

Una buena autoestima nos proporciona la capacidad de enfrentarnos de forma satisfactoria a los problemas y retos que la vida nos va planteando. Si gozamos de una buena autoestima nos sentimos seguros y cómodos a la hora de tomar decisiones, sin miedo a lo que los demás puedan opinar de nosotros.

Este concepto positivo de nosotros mismos va a aumentar las posibilidades de que logremos nuestros objetivos, ya que confiaremos en nosotros mismos y en nuestra valía para actuar en las diferentes situaciones en las que nos ponga la vida.

¿Cómo podemos detectar que tenemos una baja autoestima?

Las personas con una baja autoestima tienen una forma particular de pensamiento. No se ven como realmente son, sino que se ven de forma muy negativa y distorsionada. Esta característica forma de pensar de las personas con baja autoestima se traduce en una serie de rasgos que son:

1. Son pasivos: Les cuesta tomar la iniciativa, ya que tienen miedo de que las cosas no salgan bien.

2. Autoexigencia extrema: Tienen distinta vara de medir para los demás que consigo mismos. Se exigen mucho, siendo perfeccionistas con lo que hacen, y pensando que los demás hacen las cosas mejor que ellos, lo que les genera un sentimiento de frustración.

 

 

3. Miedo al fracaso y falta de confianza en sus propias capacidades: No confían en su valía para lograr buenos resultados y, en muchas ocasiones, evitan emprender retos por el convencimiento de que fracasarán, con lo que se boicotean a ellos mismos poniéndose trabas en sus metas personales.

4. Necesidad de aprobación por parte de los demás: A todos nos gusta sentirnos aceptados y queridos, y esto no es un mal en sí mismo. El problema viene cuando necesitamos esa aprobación por parte de los demás, la buscamos de forma compulsiva y cuando no la conseguimos nos derrumbamos. Cuando necesitamos esa aprobación externa podemos llegar a hacer cosas como cambiar nuestra opinión en función de los demás, no ser nosotros mismos o actuar para no quedar mal.

5. Compararse con los demás: Las personas con baja autoestima se comparan con frecuencia con los demás, llegando siempre a la conclusión de que los otros son más competentes, listos, guapos, valientes…

¿Cómo es el tratamiento para la baja autoestima?

En nuestro Centro de Psicología en Valencia realizamos un tratamiento psicológico de la baja autoestima que consiste en cambiar ese auto concepto negativo por uno más positivo y, de esta forma, vernos como personas valiosas, competentes, seguras de si mismas y así ser capaces de conseguir las metas deseadas.

Si te has sentido identificado/a con algunos rasgos de la baja autoestima es muy posible que, con nuestra ayuda, consigas grandes mejoras para tu día a día. Puedes contactar con nosotros aquí.

Te ayudaremos a sentirte mejor

En armonía contigo mismo y con los demás